La Ceja viene experimentando transformaciones sociales bastante notables. Estas transformaciones se evidencian principalmente en las dinámicas urbanas que ha adoptado el municipio: los servicios públicos, el comercio, la concentración poblacional, entre otras.

Esta situación ha diversificado y potenciado las actividades productivas y económicas en el municipio y ha generado mejoramiento en temas como la infraestructura y la oferta de servicios públicos y otros como salud y educación. Sin embargo, este giro urbanístico, trae consigo problemáticas vinculadas con sociedades urbanas.

Según el Plan de Desarrollo Municipal 2016-2019 uno de los focos problemáticos en La Ceja lo representan los niños y los jóvenes. La desescolarización, la ausencia de los padres y la incapacidad institucional para ofrecer alternativas sociales a esta población, son los ejes problematizantes.

El PDM, anota que muchos de los niños y jóvenes del municipio, están siendo instrumentalizados por grupos criminales, dedicados al tráfico y microtráfico de drogas ilegales, los están convirtiendo en sus distribuidores. Esto sumado a la problemática de consumo de SPA en el municipio.

Muchos de estos muchachos, viven en condiciones de vulnerabilidad. Habitando en zonas del municipio, que aunque centrales, pueden considerarse como marginales; crecen viendo y familiarizándose con actividades como la venta y consumo de drogas ilegales, la violencia intrafamiliar, la delincuencia y condiciones sociales como la poca presencia institucional y la pobreza.

En este sentido, estos niños y jóvenes tienen pocas posibilidades de mejorar sus condiciones de vida y se ven condenados a reproducir condiciones de existencia donde prima la inestabilidad personal y la violencia, situación que se ve reflejada en sus prácticas sociales y que afecta a la comunidad en general.

Esta situación focalizada en algunos barrios del noroccidente y el norte del municipio expone la compleja realidad social del municipio, que cada vez más apunta hacia la desigualdad social y la segregación de las personas que habitan condiciones de vulnerabilidad.